martes, 13 de junio de 2017

Rueda de Prensa sobre el acuerdo para el calendario 2017/2018 FAPA Cantabria

Valoración de FAPA Cantabria del calendario escolar


El origen de la jornada reducida viene de muchos años atrás, cuando todos los colegios tenían horario de mañana y tarde y se eliminaba esta última durante junio y septiembre. En el momento en el que algunos centros empezaron a cambiar a jornada continua se les aplicó esta reducción en el horario de mañana para igualar las horas lectivas con los de jornada partida y así ha seguido haciéndose hasta que hoy apenas queda una veintena de centros, y de reducido tamaño, con la jornada partida. En la época en la que esta medida se puso en marcha, la situación social y laboral era muy distinta, principalmente para las madres, y los problemas de conciliación eran prácticamente inexistentes. La causa de esta medida era por el cansancio (se supone) pero, a día de hoy, no existe ningún estudio ni análisis que lo refleje más allá de pensar que con más calor se rinde menos.

Por lo tanto, es exclusivamente en este contexto donde se debe analizar la demanda realizada por FAPA Cantabria de eliminar estas jornadas reducidas que, en la actualidad, suponen un enorme problema de conciliación para muchas familias, además de otros que ya hemos estado exponiendo estos días: variación de horarios, problemas en comedores y transporte, niños desatendidos,…

Esta medida ya se la solicitamos al Consejero de Educación hace un año y nos respondió afirmativamente, con el inciso de que la primera semana de curso sí mantuviese este horario reducido, a lo que manifestamos nuestra conformidad. Por ello, podemos afirmar sin ninguna duda que el consejero, cuya capacidad a nivel pedagógico en ningún momento hemos visto que se ponga en cuestión por nadie, no consideraba esta medida inadecuada sino más bien todo lo contrario.

Esto quedó reflejado junto a tres cuestiones más en un acuerdo que FAPA Cantabria y la Consejería de Educación firmaron el pasado 9 de junio de 2016. La medida también fue confirmada a las familias asistentes a una charla que esta Federación organizó al día siguiente, tal como se puede comprobar en un video que publicamos hoy en nuestra página web.

Sin embargo, la Consejería no lo ha cumplido, ni en el presente curso bajo la justificación de los compromisos adquiridos en materia de transporte (pese a que hay muchos que no tienen), ni tampoco lo hará en el próximo, tal como se nos anunciaba el pasado viernes. Y, lo que es más grave, tampoco se ha permitido a FAPA participar en las negociaciones pese a estar este aspecto recogido tanto en el citado acuerdo como en el recientemente presentado Acuerdo por la Educación de Cantabria, que contó con el apoyo de todas las organizaciones que forman parte del Consejo Escolar de Cantabria, Consejería y sindicatos de la junta de personal entre ellas.

Además, esta negociación se ha realizado en la Mesa Sectorial, organismo donde los docentes ejercen su legítimo derecho a la negociación colectiva. Viniendo la reducción de jornada de una cuestión relativa exclusivamente al descanso del alumnado, tal como ya hemos explicado, entendemos que no existe ninguna justificación para que esta decisión se haya tomado ahí.

Para colmo, el desarrollo de las negociaciones ha sido lo más parecido a una retransmisión futbolística de “minuto y resultado”, con un baile diario de fechas y horarios que no hacía sino enfadar a las familias y resquebrajar aún más un ambiente educativo ya resentido por la mala gestión a la que asistimos el año pasado con la presentación del actual calendario.

Es en esta situación de exclusión, en la que FAPA recuerda públicamente esta petición. Esto nos ha llevado a recibir críticas por no considerar idónea la medida, algo que siempre estaremos abiertos a discutir, pero también por indicar que se estaba atacando a unos docentes ya de por si cargados de trabajo organizativo en esos meses y que se les ponía en el punto de mira de la sociedad. Estos son dos aspectos que rechazamos de pleno.

Somos conscientes de que la reducción de jornada en algunos casos se está utilizando para sacar adelante la carga de trabajo existente en esos meses, pero resulta totalmente injusto que por ello se nos pida a las familias que renunciemos a plantear nuestras reivindicaciones o se nos culpabilice de un posible aumento de trabajo.

Entendemos que es a los sindicatos que les representan a quien tienen que pedir que reclamen esa cuestión a la administración, y estaremos a su lado apoyándoles como hemos hecho siempre. Nunca hemos faltado a la hora de pedir aumento de plantillas, mejoras laborales, disminución de ratios o de horas lectivas porque sabemos que unas condiciones laborales de calidad son beneficiosas para la educación de nuestros hijos e hijas, pero también porque entendemos que es lo justo.

También nos ha parecido alarmante la decisión de eliminar una de las evaluaciones, utilizando de forma totalmente parcial el informe realizado con mucho esfuerzo por el Consejo Escolar de Cantabria. No entramos a valorar si es acertado o no, pero nos parece alarmante que una decisión así se tome en un ámbito puramente laboral.

En conclusión, rechazamos totalmente las formas en las que este calendario escolar ha sido aprobado. ¿Si lo que busca es repartir el calendario en cinco periodos de una duración similar es posible que en eso se tarde mes y medio? Mostramos nuestro máximo respeto a la negociación de los derechos laborales de los docentes pero entendemos que el calendario escolar y las evaluaciones son algo muy importante como para quedar supeditadas exclusivamente a este ámbito.

Todas estas cuestiones se las hemos comunicado al Consejero de Educación en una reunión celebrada en el día de ayer, exigiéndole que de una vez por todas cumpla los acuerdos alcanzados con las familias y sea capaz de buscar un consenso con toda la comunidad educativa o, por el contrario, reconozca su incapacidad para continuar en el cargo.

También hemos trasladado al presidente del Consejo Escolar de Cantabria nuestra preocupación por la situación en la que queda el Acuerdo por la Educación. Su incumplimiento está convirtiendo en papel mojado un documento alcanzado tras 20 meses de trabajo y que además han servido para alcanzar un buen ambiente que ahora se está resquebrajando.

Además, en vista de que no hemos sido escuchados en nuestra interlocución con la Consejería, iniciaremos contactos con los distintos partidos políticos para exponer nuestra petición y conseguir el apoyo del Parlamento de Cantabria.

Por último, queremos hacer un llamamiento a la sociedad en general y a profesorado y familias en particular para mantener la calma en este debate. Sabemos que hay distintas opiniones sobre este asunto y que los finales de curso son siempre más sensibles a cualquier cuestión educativa, pero creemos que la sociedad debe demostrar una vez más su capacidad para avanzar con respeto y comprensión entre todas las partes va por delante de la capacidad de la clase política para llevarlo a cabo.





Santander, a 13 de Junio de 2017


Descargar comunicado





jueves, 1 de junio de 2017

Comunicado de FAPA Cantabria en relación a la publicación del calendario escolar. ACTUALIZADO

Comunicado.pdf
Comunicado2.pdf

Durante una reunión celebrada en el día de ayer, FAPA Cantabria ha trasladado a la Consejería de Educación la necesidad de que en el nuevo curso se cumpla ya el acuerdo alcanzado el año pasado en relación a que la jornada escolar tenga el mismo horario a lo largo de todo el curso en todos los niveles educativos, eliminando los horarios reducidos de septiembre y junio. Según se nos había informado, esta medida no se ha podido implantar en el presente curso debido a los compromisos adquiridos previamente en materia de transporte.

Esta medida que las familias veníamos reclamando desde hace mucho tiempo, no busca convertir los centros educativos en guarderías ni el aumento de la carga lectiva como se ha señalado en algunas ocasiones, ya que confiamos plenamente en los docentes a la hora de programar el desarrollo del currículum de forma equilibrada a lo largo del curso. Lo que se busca es algo tan básico como posibilitar la conciliación y que las familias puedan coger vacaciones para disfrutar de ese tiempo con sus hijos e hijas, en lugar de verse obligadas a gastarlas por una reducción de jornada que no entendemos, como viene ocurriendo en la actualidad.

Así mismo, hemos hecho constar nuestra queja con respecto a que todavía no se haya publicado el calendario escolar correspondiente al próximo curso. El calendario es algo fundamental en la
planificación anual de las familias y no es de recibo que a estas alturas del año tengamos que asistir a un constante baile de fechas. Por ello hemos exigido que, de cara a los próximos cursos, se adelante su publicación al menos al mes de marzo.

Santander, a 1 de Junio de 2017

Comunicado pdf

ACTUALIZACIÓN:

Respecto a las informaciones que han aparecido en los últimos días en relación al calendario escolar del próximo curso FAPA Cantabria quiere realizar algunas matizaciones:
FAPA Cantabria NO está participando en las negociaciones para fijar el calendario. En las reuniones mantenidas con la Consejería de Educación hemos pedido que se cumpla el compromiso alcanzado el año pasado de que la jornada tenga el mismo horario a lo largo de todo el curso, y hemos comunicado que nos parece asumible y razonable la propuesta de la Consejería de mantener el horario reducido la primera semana de septiembre para no tener un comienzo de curso tan “brusco”, predisposición que ya mostramos el año pasado cuando se nos planteó por primera vez. Ahí empieza y acaba nuestra participación en las negociaciones.
Por consiguiente, FAPA Cantabria tampoco ha tenido nada que ver en la decisión de suprimir el periodo de vacaciones coincidente con la Semana Santa. Las asociaciones de padres y madres de la educación pública venimos planteando desde hace años que no es lógico que la programación del curso escolar tenga que depender del calendario religioso, por lo que esta es una medida acorde a nuestros planteamientos. Pero, como ya hemos dicho, no es una decisión en la que hayamos participado, por lo que la responsabilidad de explicarla a los sectores de la sociedad reacios a ella corresponde a quienes sí están en esas negociaciones. No estamos dispuestos a que se nos use como parapeto de algo en lo que hemos sido meros espectadores, aunque se nos enseñe la película antes.
La única función que estamos teniendo es la de seguir reivindicando que las decisiones se tomen entre toda la comunidad educativa (a lo cual, sobre el papel están dispuestas todas las partes), que se haga a principios de año y no en junio, y que se cumpla el acuerdo alcanzado hace un año.
Al hilo de esto no entendemos que si, según se nos ha dicho últimamente, la reducción de jornada es necesaria de cara a la organización y programación del curso, se opte por adelantar un día su comienzo para hacer puente el 7 de diciembre, en lugar de dedicarle a estos aspectos.
Y tampoco entendemos que, en el ámbito de una negociación laboral, se esté hablando ahora de volver a variar el número de evaluaciones a realizar en el curso. Nos parece evidente que ese no es ni el lugar ni la forma en la que tendría que tomarse una decisión de este tipo.
Finalmente indicar que, para seguir adelante con esta reivindicación de mantener el mismo horario durante todo el año, en el día de hoy iniciamos una campaña de recogida de firmas entre las familias a través de la plataforma de Ceapa reivindicaciones.org y también en hojas de firmas.
Santander, 6 de junio de 2017

Adjuntamos comunicado de FAPA Cantabria en relación a las últimas noticias sobre la publicación del calendario escolar.
Comunicado 2 pdf. respecto a las últimas noticias






Carta de las familias de la escuela pública al presidente de Cantabria

Estimado presidente: No podemos empezar estas líneas sin antes trasladarle el agradecimiento de las familias a todos los esfuerzos que, tan...