jueves, 17 de mayo de 2018

Comunicado de FAPA Cantabria en relación al calendario escolar

FAPA Cantabria quiere mostrar su satisfacción ante el anuncio realizado por parte de la Consejería de Educación de que el calendario escolar del próximo curso contará en los meses de junio y septiembre con el mismo horario que el resto del curso, aunque permaneceremos expectantes hasta comprobar que esto se publica finalmente así y ver en qué términos se realiza, pues son ya demasiados cambios de rumbo en los últimos tiempos.

Y por supuesto, exigimos que esto se haga dentro de la legalidad, respetando tanto la legislación educativa en lo que a las horas lectivas se refiere como la legislación laboral que afecta a todos los sectores de la comunidad educativa.

Queremos resaltar que lo que hemos buscado siempre, tanto en este como en otros temas, ha sido exclusivamente dar solución a un problema que afecta seriamente a las familias, pero sin perder de vista que lo principal en nuestra labor es la educación de los niños y niñas. De hecho, también hay aspectos por los que consideramos mejor este cambio.
También queremos hacer (nuevamente) un llamamiento a la serenidad. Tanto el tema de las jornadas de junio y septiembre como el calendario escolar en sí mismo viene generando un debate en algunos casos demasiado marcado por la visceralidad. Entendemos que el tema es complejo y hay muchas cuestiones a tener en cuenta, pero no podemos permitir que la discrepancia se convierta en enfrentamiento y por ello exigimos respeto, tanto para nuestra postura como para las demás.

Por último, volvemos a hacer público nuestro apoyo al trabajo realizado por el profesorado en los centros. Rechazamos que nuestras demandas se quieran vender como un ataque hacia el sector y, por extensión, tampoco vamos a permitir que haya quien nos utilice para tal fin. Sabemos que nuestras reclamaciones les afectan en su labor pero entendemos que es competencia de la administración, y no de FAPA, hacer que esto se lleve a cabo respetando sus derechos.

Santander, a 17 de mayo de 2018


La presidenta:

Leticia Cardenal Salazar


descargar comunicado

7 comentarios:

  1. Llamad a las cosas por su nombre. No queréis educar queréis un servicio asistencial. Conciliar no es que nuestros hijos estén en un centro 8 horas, es que pueda llevarles al médico o pasar la tarde con ellos. Os habéis basado en unas necesidades muy concretas para trastocar la labor de todo un sector. En ningún momento habéis mirado por el desarrollo y las necesidades neuronales y de descanso de los niños.
    Como madre no estoy de acuerdo con esta distribución de horas y como docente solo os diré que habéis contribuido a bajar la calidad de la enseñanza. Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo los hijos son vuestros y la educación se imparte en las familias, la escuela es transmisora de conocimientos, nunca debió de ejercer una labor de conciliación familiar

    ResponderEliminar
  3. No os importa en absoluto las necesidades de los niños. Os da igual si están agotados, si ya no dan más de sí, si tienen 6 años o tienen 9 lo único que os importa es tener donde dejarlos. No sois conscientes del daño que estáis haciendo a la educación. No tenéis ni idea de todo el trabajo que va por detrás para que todo funcione como debe. El esfuerzo y la motivación de los maestros cada día al entrar en las aulas. La ilusión con la que van cada día a trabajar para que ahora se nos esté tratando como delincuentes. Estáis degradando una profesión vocacional en la que metemos muchísimas horas en nuestras casas, no sólo corrigiendo exámenes, sino buscando actividades motivadoras para que los niños vengan a la escuela felices. Queréis una educación como la de antes? Sin que no impliquemos con nuestros alumnos, con sus familias, centrándonos únicamente en una programación? Detrás de cada niño hay un grupo de profesionales preocupados no sólo por su educación sino también por sus problemas socioculturales, por cada uno de sus problemas, por hacerles adaptaciones para mejorar sus resultados y todo eso lleva un trabajo que no está cuantificado en nuestro horario laboral. No estamos luchando por quedarnos más o menos tiempo en el colegio porque nosotros nos quedamos trabajando mucho más de lo que deberíamos estamos luchando por la calidad de enseñanza, estamos luchando por las necesidades de nuestros alumnos, estamos luchando porque hay que estar en un aula para saber realmente como están los niños. Nos queréis dejar como unos vagos que no queremos trabajar!!! Sin entender que cuando los niños se van nosotros seguimos horas y horas en los colegios, porque alguien tiene que encargarse que esa gran maquinaria que son los colegios funcione. Pero ese trabajo como no se ve no cuenta. Y por supuesto que estáis atacando al sector del profesorado desprestigiando nuestra labor, menospreciando nuestro esfuerzo y sin valorar todo lo que hacemos por vuestros hijos que es muchisimo más que darles clase...

    ResponderEliminar
  4. Ojalá que vuestros hijos/as y los niños y niñas a los que les estaís haciendo esto se enteren de quienes sois y no os perdonen nunca. LOS NIÑOS/AS NO SON PRESOS/AS Y NO DEBEN PASARSE LA VIDA EN UNA INSTITUCIÓN.

    ResponderEliminar
  5. Buenas tardes, nosotros somos un grupo de padres y madres trabajadoras que tenemos hijos con edades comprendidas entre los 2 y los 9 años. Formamos parte de las AMPAS de nuestros respectivos colegios y nos preocupamos por la educación de nuestros hijos. Resulta que la FAPA, ese ente que dice que nos representa y vela por los derechos de nuestros hijos con vehemencia, no nos ha consultado en ningún momento cuál es nuestra opinión al respecto de la jornada completa en junio y septiembre. ¿Quiénes se creen ustedes para tomar decisiones y llegar a acuerdos respecto a la vida y tiempo de nuestros hijos sin haber realizado un sondeo previo entre las AMPAS de los colegios? Ustedes NO nos representan, es una ilegalidad lo que hacen y no tienen en cuenta las necesidades de los niños. A nosotros NO nos sobran nuestros hijos, no nos molestan en casa y no entendemos la escuela como una institución donde aparcamos a los niños cuando nos va bien. A pesar de todo la culpa no es suya, sino de quienes les escuchan y les dan cancha en cuestiones que se les quedan muy grandes. NO A LA JORNADA COMPLETA EN JUNIO Y SEPTIEMBRE, SÍ A UNA INFANCIA EN FAMILIA

    ResponderEliminar
  6. ¿A qué porcentaje de familias representáis? Os habéis equivocado totalmente al pedir la concialiación familiar a la escuela, no estamos capacitados para dárosla y estáis poniendo tiritas a un PROBLEMA SOCIAL, la conciliación la tenéis que reclamar a las empresas.
    Decís que defendeis la educación pública, vuestra exigencia, que no petición ha conseguido:
    -Desprestigiar al profesorado: no se han atendido sus criterios pedagógicos para no aumentar esas horas lectivas, se están saltando sus derechos laborales recogidos en la Orden EDU/23/2011, art.23, apartado 3. Se ha abierto un debate social que da miedo, al leer opiniones sobre el sector vertidas en redes sociales.
    -Se está privando a padres e hijos de pasar tiempo juntos. La familia también educa, y lo más importante, transmite sus valores.
    -Desmotivar a los ñiños por aprender: más cantidad de horas no es sinónimo de mejores resultados académicos, al contrario.
    -Se está obligando, inconscientemente, volver a la educación más tradicional, con la carga económica que supone, ya que se sigue restando tiempo de la preparación de las clases, que es donde reside buena parte de la calidad educativa.
    Si tal y como rezáis, apostáis por la calidad de la educación pública, ahí van algunas ideas, para que se las "exijais" al consejero:
    -Reducción de las ratios, para que se pueda llevar a cabo una una educación individualizada, basada en las necesidades de cada alumno.
    -No recortar en personal educativo.
    -Aumentar las partidas económicas para la educación, no disminuirlas.
    -Cubrir las bajas desde el minuto cero.
    -Exigir que la educación deje de ser un cambio político y que sufra modificaciones con cada cambio de gobierno.
    Esto sí es aportar por la calidad educativa. Padres y profesores somos los que tenemos que unirnos para luchar y defender los intereses y derechos de nuestros niños. Vosotros habéis preferido abrir una brecha, es lo único que habéis conseguido. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  7. Pero a quien representa la FAPA? A alguna familia asociada al AMPA del colegio de sus criaturas le han preguntado? A esta familia no, por lo que me surge la duda...es una necesidad social como nos intentan vender o una cruzada personal?

    ResponderEliminar