lunes, 8 de abril de 2019

Solicitamos la intervención del Presidente y de los grupos parlamentarios

Tal como adelantamos en el comunicado de prensa enviado el pasado jueves, en el día de hoy hemos registrado escritos a todos los grupos del Parlamento de Cantabria instándoles a que exijan al Consejero de Educación a que cumpla su resolución del 24 de septiembre de 2018 para crear una mesa que busque un calendario escolar de consenso.
También hemos registrado otro escrito dirigido al Presidente de Cantabria para pedir su intervención en este asunto, evitando la aprobación de un calendario que va en contra del derecho a una educación de calidad de nuestros hijos e hijas.

jueves, 4 de abril de 2019

Comunicado en relación al calendario escolar 4 de abril


- El Consejero de Educación pretende recortar más de 1 semana de clase (32 horas) con el mismo currículum.
- El alumnado de Cantabria será el que menos horas lectivas reciba de España.
- No podemos aceptar que se mejoren las condiciones laborales a costa de recortar horas lectivas del alumnado.

El anuncio realizado ayer por el Consejero de Educación indicando que el calendario escolar del próximo curso se aprobará el martes 9 supone un desprecio a la ciudadanía cántabra representada en su Parlamento, un nuevo ninguneo a las familias y, lo más grave, un ataque directo al derecho del alumnado a recibir una educación de calidad. 
La negativa de la junta de personal a participar en la mesa de negociación del calendario escolar ha hecho que Fernández Mañanes opte por negociar el mismo exclusivamente en la mesa sectorial, desoyendo el mandato del Parlamento de Cantabria (que fue apoyado por unanimidad, su propio partido incluido) para crear una mesa de negociación con administración, profesorado y familias. Esto también supone hacer oídos sordos al Ministerio de Educación, al condicionar las horas lectivas del alumnado con la jornada laboral del profesorado. 
Hace dos semanas ya denunciamos que el consejero se había presentado a la citada mesa sin siquiera aportar su propuesta de calendario, pese a que ese mismo día supimos que esta ya circulaba por la prensa. Pero todo parece indicar que ni siquiera va a tener la deferencia de convocar una última “escenificación de negociación” antes de aprobar el calendario, ya que lo único que le preocupa es poder alcanzar un acuerdo con la junta de personal, nada le importa la opinión de las familias ni la del resto de la comunidad educativa. Ni, por supuesto, tampoco le interesa buscar que prevalezca lo mejor para el alumnado por encima de cualquier decisión. Sin duda esta actitud explica que, cuando ya vamos a entrar en la recta final del curso, no se haya dignado a recibirnos ni una sola vez a lo largo del mismo, pese a haberlo solicitado hasta en cuatro ocasiones por escrito (9 de octubre, 21 de enero, 12 de febrero y 15 de marzo) y otras tantas verbalmente. Es evidente que el consejero no quiere dar la cara y explicar que todas las medidas que está tomando en este tema van encaminadas a solventar un problema laboral a costa de la educación de nuestros hijos e hijas. 
A este respecto nos llama la atención cuando se habla de la derogación de una orden que se dictó en julio de 2018 para poder dar encaje a las jornadas reducidas sin que esto llevase al incumpliendo de las horas lectivas mínimas del alumnado, como venía pasando hasta el curso pasado. La Consejería abrió el pasado 12 de marzo una consulta pública, ante la que FAPA Cantabria ha presentado alegaciones (documento adjunto), para modificar la orden ECD/78/2014, que regula la implantación del currículo de primaria y no contemplaba las jornadas reducidas, algo que no se estaba cumpliendo. Dicho plazo finalizaba el pasado martes, por lo que nos resulta curioso que sólo un día después ya se anuncie una derogación relativa a este tema, lo que nos hace prever que esa modificación ya está preparada y cerrada y nuestras alegaciones no serán tenidas en cuenta y posiblemente ni siquiera leídas. Y todos estos movimientos para constatar un hecho realmente grave, la intención del Consejero de Educación de recortar en 32 horas lectivas (más de una semana de clase) el calendario escolar del alumnado, volviendo a situar a Cantabria en el nivel más bajo de las comunidades autónomas. Resulta paradójico y de un cinismo absoluto, que la eliminación del “decreto de los recortes”, que desde la comunidad educativa llevamos años reclamando, tenga como consecuencia precisamente el recortar los derechos del alumnado, pues esta reducción horaria no va a tener su reflejo en una reducción del currículo, lo que llevará a tener el mismo contenido, pero con menos tiempo para su asimilación. 
Hace ya meses que llamamos la atención sobre si lo que se pretendía era legalizar el incumplimiento y lamentablemente parece que esa ha sido la única intención de Fernández Mañanes a lo largo de este tiempo. Todas las buenas intenciones que nos mostraba en su despacho (cuando todavía nos recibía) han sido sustituidas por las mentiras con las que está pretendiendo tapar sus pasos, llegando al punto de que al ser consultado en esa mesa de escenificación sobre cómo iba a compensar esas horas lectivas que se estaba planteando eliminar nos contestase que “así habíamos estado años y no pasaba nada”. Por ello, hacemos un llamamiento a todos los grupos parlamentarios del Parlamento de Cantabria para instarle a cumplir con la mesa de negociación, y también al presidente de Cantabria, para que haga todo lo posible por evitar este ataque al derecho a la educación de nuestros hijos e hijas. 
Santander, a 4 de abril de 2019 


martes, 19 de marzo de 2019

Comunicado de FAPA en relación a la mesa de negociación del calendario escolar

Desde FAPA Cantabria queremos reivindicar la legalidad y legitimidad de la mesa de negociación para el calendario escolar creada en la Consejería de Educación y exigimos al consejero Francisco Fernández Mañanes que haga lo mismo y diferencie claramente el calendario lectivo del alumnado del calendario lectivo y laboral del profesorado, algo que no parece muy interesado en hacer.

Entendemos y respetamos que la junta de personal docente exija negociar sus condiciones laborales dentro de la mesa sectorial de educación, y así debe de ser, pero la base fundamental de calendario escolar es establecer el mismo para el alumnado, por lo que entendemos que no es en el marco de la mesa sectorial donde se debe de negociar en la parte que al alumnado respecta. Así lo reconoce el Estatuto Básico del Empleado Público, que en su artículo 37-2.b) establece que “quedan excluidas de la obligatoriedad de la negociación: la regulación del ejercicio de los derechos de los ciudadanos y de los usuarios de los servicios públicos” y es evidente que el calendario escolar tiene como finalidad fijar el funcionamiento de un servicio público.

Incluso la Constitución Española reconoce en su artículo 23.1 que “los ciudadanos tienen derecho a participar en los asuntos públicos, directamente o por medio de representantes” y el 27.1 cita que “los poderes públicos garantizan el derecho de todos a la educación, mediante una programación general de la enseñanza, con participación efectiva de todos los sectores afectados”.

También debemos de recordar que el Acuerdo por la Educación para Cantabria, aprobado de forma unánime por el Consejo Escolar de Cantabria (CEC), recoge entre sus medidas que “el calendario escolar deberá ser acordado con la comunidad educativa”. Este acuerdo, que fue alcanzado en mayo de 2017 y aprobado por el Parlamento de Cantabria en mayo de 2018, fue nuevamente aprobado la semana pasada por la unanimidad del pleno del CEC como documento a aportar a la Consejería de Educación como propuestas de mejora para el sistema educativo, por lo que parece obvio que esta negociación está avalada por toda la comunidad educativa. Lo contrario sería poner en cuestión un acuerdo que ya se logró alcanzar en base a cesi nes realizadas por todas las partes.

Sin embargo, las organizaciones asistentes a la convocatoria de ayer (FAPA, CONCAPA y sindicatos de los centros concertados), la segunda que se realizaba, tuvimos que contemplar la desidia mostrada por el consejero, cuya única preocupación parece ser “cumplir el expediente” con la resolución aprobada en el Parlamento de Cantabria para la creación de esta mesa, llegando al punto de ser cuestionado sobre si nos estaba haciendo perder el tiempo. Ni siquiera se molestó en presentar una propuesta que al salir de la reunión descubrimos que ya andaba circulando.

Por todo ello, le exigimos qué, de una vez por todas, se comprometa no ya con cumplir una resolución unánime del Parlamento, sino con consolidar esta negociación como única forma de resolver una cuestión que lleva tres años generando problemas y disputas en la comunidad educativa.
FAPA Cantabria ha mostrado su plena disposición a poner en marcha esta negociación, y entendemos que es responsabilidad del consejero de educación darla plena validez y apostar por el acuerdo que se alcance en ella.


Comunicado para descargar en pdf

jueves, 7 de marzo de 2019

Comunicado de FAPA con motivo del 8M


Desde FAPA Cantabria queremos hacer público nuestro apoyo a las movilizaciones convocadas este viernes 8 de marzo para reclamar una igualdad real entre mujeres y hombres.

Tras el enorme éxito alcanzado en la huelga feminista del pasado año entendemos que hay que seguir reclamando los cambios necesarios, tanto a nivel laboral como social, hasta alcanzar una igualdad que las cifras no muestran todavía muy lejana.

España está situada en el puesto número 129 de paridad salarial, con sólo un 10% de mujeres en puestos directivos y el paro femenino es casi un 4% más alto que el masculino. Otro dato a tener en cuenta es el porcentaje de excedencia por cuidado de menores, que corresponde a mujeres en más de un 90%.

Además, seguimos soportando un alarmante número de casos de violencia de género y los datos de mujeres asesinadas se han disparado en lo que va de año.

La falta total de políticas que ayuden a la conciliación familiar es también un problema que afecta al desarrollo laboral y profesional de las mujeres, pues la precariedad de sus condiciones laborales hace que sean ellas las que renuncien mayoritariamente a sus trabajos para hacer frente al cuidado de hijos e hijas.

En estos momentos, en los que desde algunos ámbitos se intenta recuperar la segregación por sexos en la escuela o se financian con dinero público a instituciones educativas que promueven valores contrarios a la igualdad, se hace más necesario que nunca reivindicar una escuela pública fuerte que defienda la coeducación, la igualdad efectiva y real, la diversidad y la tolerancia. La escuela es también un espacio desde el que reconocer el papel de las cuidadoras y poner en valor su trabajo.

La educación en igualdad, que destierre estereotipos machistas de los libros de textos y las aulas, necesita los recursos necesarios para ello, y también una coordinación estrecha entre los diferentes agentes educativos. Por ello solicitamos a las administraciones públicas que no retrocedan en los caminos ya iniciados y mantengan y amplíen las medidas de coeducación, paridad y lucha contra los roles de género tóxicos desde el aula.

FAPA Cantabria respalda las movilizaciones del 8M por considerarlo más necesario que nunca para acabar con la brecha salarial, la discriminación por género y la violencia machista y pedimos a las familias que apoyen las movilizaciones convocadas para este día.




Comunicado en PDF para descargar

viernes, 1 de febrero de 2019

Comunicado de FAPA Cantabria en relación a la tramitación de la ley LGTBI


En la mañana de hoy, la presidenta de FAPA Cantabria ha registrado un escrito dirigido a la Comisión de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social del Parlamento de Cantabria rechazando comparecer en relación a la tramitación de la Ley de Cantabria de Garantía de Derechos de las Personas Lesbianas, Gais, Transexuales, Transgénero, Bisexuales e Intersexuales y No Discriminación por Razón de Orientación Sexual e Identidad de Género.
Desde nuestra organización hemos estudiado el anteproyecto de ley y consideramos que en el ámbito educativo viene a dar respuesta a cuestiones muy serias que ya se vienen dando en los centros educativos y que no pueden esperar más para tener respuesta. Problemáticas que se producen como el acoso escolar o la situación de menores trans en situaciones como el uso de los baños públicos, su propio nombre o, en definitiva, el respeto a su identidad sexual, necesitan tener ya una solución que la aprobación de esta ley aportaría.
Somos conscientes de que tiene poca justificación el retraso por parte del Gobierno de Cantabria en la llegada al Parlamento de una ley que se anunciaba como inminente hace casi dos años, y de que los movimientos que ha sufrido recientemente el Parlamento en algunos de sus grupos parlamentarios dificultan el trabajo de la Comisión, pero entendemos que no es el momento de buscar responsables sino de dar respuesta a estos problemas, y ralentizar el avance de la comisión con decenas de comparecencias no parece la mejor forma de hacerlo.
Entendemos y apoyamos que los y las parlamentarios quieran hacer bien su trabajo informándose adecuadamente, pero si nuestra organización, formada íntegramente por madres y padres voluntarios, ha tenido la capacidad de estudiar esta ley y pedir las aclaraciones que hemos considerado necesarias, apelamos a que esto mismo se haga en el Parlamento de Cantabria, agilizando el proceso de aprobación antes de que se disuelva el Parlamento, lo que llevaría a mantener demasiado en el tiempo esta situación. Por nuestra parte, quedamos a su disposición para lo que consideren oportuno.

En Santander, a 1 de febrero de 2019


Descargar Comunicado


Renuncia a la comparecencia


Borrador de la ley

viernes, 21 de diciembre de 2018

Comunicado de FAPA Cantabria en relación al Programa de Refuerzo Educativo, Orientación y Apoyo (PROA)

En la mañana de hoy, FAPA Cantabria ha registrado un escrito dirigido al Consejero de Educación de Cantabria solicitando que se clarifique la situación en la que se encuentra el programa PROA, dadas las distintas informaciones que nos están llegando.

A principios de octubre ya nos vimos obligados a pedir las mismas explicaciones a la Dirección General de Innovación y Centros Educativos. En aquel momento, pesé a que no se nos llegó a facilitar por escrito una información precisa que pudiésemos trasmitir a las AMPA, se nos dijo que el cambio en la Ley de Contratos de Administraciones Públicas había provocado un retraso en la adjudicación del contrato de este programa.

Esto ya supuso un problema, pues la solución alternativa que ofreció la Consejería suponía que iniciar el PROA quedaba a expensas de que los centros educativos quisieran contratar directamente con la empresa que le gestiona para que posteriormente Consejería les reintegrase el dinero. Esto ha llevado a que en varios centros se haya decidido no llevarle a cabo hasta que la situación cambiase.
También ha habido centros en los que se ha continuado con este programa gracias a que se ha contratado a monitores directamente desde las AMPA, con lo que nuevamente nos encontramos con que las familias se ven obligadas a financiar una educación pública supuestamente gratuita.

Y, sin embargo, pese a que los presupuestos de Cantabria para 2019 recogen un importante incremento de esta partida, parece que en el mes de enero el problema no estará solucionado. En algunos centros ya se ha comunicado que el programa no continuará hasta que no haya nueva comunicación de la Consejería al respecto y en otros incluso en este mes ya no se ha desarrollado.
Por ello nos vemos en la necesidad de pedir nuevamente explicaciones por este asunto, y en esta ocasión dirigimos la petición directamente al Consejero de Educación como máximo responsable del departamento. Esperamos que estas explicaciones sean claras, reales y públicas, para que puedan llegar a las familias. También esperamos que el periodo de vacaciones escolares que ahora se inicia pueda servir para que la Consejería dé los pasos necesarios para que este asunto pueda volver a la normalidad en enero.

Por último, queremos recordar que programas como este son imprescindibles para que la educación pública contemple aspectos tan fundamentales como son la atención a la diversidad y la equidad, y por ello es necesario que se inicie una reflexión en torno a la forma en la que se desarrollan, con monitores que cobran a lo máximo 200 € al mes por citar uno de los aspectos a corregir.

En Santander, a 21 de diciembre de 2018

La presidenta:
Leticia Cardenal Salazar


Descargar comunicado

Actualizamos informaciones varias

En el apartado de informaciones varias incluimos nuevos artículos e información que puede ser de interés para las AMPA http://fapacantabria...