martes, 27 de noviembre de 2018

Comunicado LA CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN GENERA UN PROBLEMA A ALUMNADO Y FAMILIAS SUSPENDIENDO LAS CLASES POR LAS ELECCIONES SINDICALES



Ante las instrucciones dadas por la Consejería de Educación referidas a las elecciones sindicales el próximo día 4 a la Junta de Personal Docente y su puesta en práctica por los equipos directivos de los centros, FAPA Cantabria quiere mostrar su total desacuerdo con que esto lleve a eliminar parte del horario lectivo del alumnado modificando la jornada escolar. Esto supone un nuevo perjuicio para el alumnado y un problema para las familias.

Asegurar que cada docente disponga de dos horas de su jornada laboral para ejercer su legítimo derecho al voto no debería ser ningún problema, como ocurre en otros servicios públicos como hospitales, centros de salud, ayuntamientos, registros o en cualquier empresa privada que no cierran en situaciones como éstas.

Según la resolución de la Dirección General de Personal Docente y Ordenación Académica publicada hoy en el BOC, que dice “...que el ejercicio del derecho al voto armonice con la atención adecuada al servicio educativo, objetivo que los centros han de salvaguardar y se recuerda la necesidad de mantener el horario, así como el conjunto de servicios que el centro presta, en el resto de la jornada de votación. Asimismo las direcciones de los centros garantizarán la prestación de los servicios complementarios de comedor y transporte con total normalidad debería quedar claro que se ha de compatibilizar la atención adecuada al servicio educativo y se ha de mantener el horario y los servicios complementarios con total normalidad.

Sin embargo, en otra resolución enviada a los centros desde la Dirección General de Innovación y Centros Educativos se comunica la suspensión de horario en función de si cada centro tiene horario de mañana, de tarde o de mañana y tarde. Esto conlleva además la variación de horarios de comedor y transporte, pudiendo llegar a afectar incluso al servicio de madrugadores (gestionado mayoritariamente desde las AMPA) o al desarrollo del PROA.

Las elecciones sindicales son un hecho previsto con mucha antelación, por lo que la Consejería debería haber dispuesto los recursos necesarios para que la jornada escolar del alumnado y el derecho al voto del profesorado se desarrollen con total normalidad, ya que son perfectamente compatibles, no suponiendo en ningún caso una situación discriminatoria dentro de la comunidad educativa. Al igual que ocurre con el calendario escolar, se vuelve a confundir el horario del alumnado con el horario del personal docente.

De ninguna manera podemos estar de acuerdo en aceptar como válida la “solución” que se ofrece a de suspender las clases dos horas y que nuestros hijos e hijas deban abandonar los centros o que no se asegure su adecuada atención en ese tiempo. ¿Acaso la Consejería cree que a estas alturas del año las familias pueden disponer precipitadamente de un día libre en sus trabajos para resolver este problema que se las crea? Más aún cuando, a falta de apenas una semana, en muchos centros esta cuestión ni siquiera ha sido comunicada todavía a las familias.
Exigimos a la Consejería que rectifique y cumpla con el calendario y horario escolar que ha aprobado.

Santander, a 27 de noviembre de 2018